Una carga viral indetectable sin tratamiento puede asociarse con bajos niveles de ADN de VIH y con una fuerte respuesta inmune específica al VIH

Michael Carter
Published: 08 September 2005

Los pacientes capaces de mantener una carga viral indetectable sin tratamiento antirretroviral tienen unos niveles muy bajos y estables de ADN de VIH y una fuerte respuesta inmune específica al VIH, según un estudio francés que se publica en la edición de 1º de octubre de la revista Clinical Infectious Diseases. A pesar de que el número de pacientes que mantiene el control viral sin tratamiento anti-VIH es escasamente del orden del 1%, los investigadores son de la opinión de que estas personas pueden proporcionar “nuevos elementos para el desarrollo de vacunas”.

Nadie discute que un reducido grupo de personas que viven con VIH, a menudo llamadas no progresores a largo plazo, mantienen unos altos recuentos de CD4 sin terapia antirretroviral. Sigue siendo confusa la razón de la falta de progresión de la enfermedad en estos pacientes y se especula que puede radicar en factores relacionados tanto con el virus como con el huésped.

La definición de no progresores a largo plazo no toma en consideración la carga viral en sangre. Los investigadores galos destacan que en su práctica clínica identificaron algunos pacientes que mantenían niveles indetectables de carga viral sin tratamiento contra el VIH. Se propusieron entonces describir la frecuencia de este fenómeno y las características de los pacientes que espontáneamente controlaban el VIH.

El equipo investigador examinó datos de dos cohortes francesas de VIH con más 2.800 pacientes. Para entrar en la definición de controlador espontáneo del VIH, se requirió haber vivido con VIH durante 10 años o más y haber mantenido una carga viral por debajo de 400 copias/ml durante al menos el 90% del tiempo sin necesidad de medicación antiviral.

Se cuantificó el ADN de VIH en las células mononucleares de la sangre periférica y se mensuraron las respuestas celulares de CD4 y CD8 específicas al VIH. También se realizaron análisis del CCR5.

“Los pacientes con control sobre el VIH fueron una minoría,” observan los investigadores “menos de un 1% de las personas con VIH a las que se realizó seguimiento”. Ninguno presentaba síntomas de enfermedad por VIH. Dos pacientes estaban coinfectados con hepatitis B crónica y siete con hepatitis C crónica.

La mediana de recuentos de CD4 fue de 750 células/mm3 y por lo general se mantuvo estable con el tiempo. Sí se apreció, no obstante, un descenso anual medio de 21 células/mm3 en diez de los pacientes.

Cinco pacientes nunca tuvieron la carga viral por encima de 50 copias/ml, los diez restantes experimentaron repuntes en su carga viral; ocho presentaron repuntes esporádicos por encima de las 50 copias/ml y en dos personas el 10% de las mediciones de carga viral se situaron por encima de las 400 copias/ml.

Los 15 pacientes tenían niveles muy bajos de ADN de VIH en las células mononucleares de la sangre periférica (una media de 32 copias/ml). En siete pacientes se observó una respuesta específica de las células CD4 y en todos ellos se apreció un recuento alto de células CD8 con respuesta específica al VIH (un recuento medio de 4.800 células/mm3). Las mutaciones en los CCR5 no parecieron desempeñar un papel relevante en el control viral espontáneo que consiguieron estos pacientes,

Es de resaltar que las personas en tratamiento con terapias potentes contra el VIH con buen control viral tienen un recuento de células CD8 con respuesta específica al VIH mucho menor que quienes consiguen un control espontáneo.

Los investigadores anticipan tres posibles razones del control espontáneo del VIH:

**Como en los no progresores a largo plazo, puede que se trate de una cepa de VIH atenuada.

**Puede que ciertos fenotipos celulares permitan a las células CD4 reducir su susceptibilidad a la infección por VIH.

**Los pacientes con control espontáneo puede que tengan respuestas inmunes particularmente eficaces.

En su conclusión los investigadores afirman: “A pesar de lo excepcional del control espontáneo del VIH, el análisis de estas personas puede ofrecernos una oportunidad única de profundizar en nuestro conocimiento de la patogénesis de la infección por VIH”. Y añaden que esta investigación podría ser de utilidad en el desarrollo de una vacuna contra el VIH.

Referencia: Lambotte O et al. HIV controllers: a homogeneous group of HIV-1-infected patients with spontaneous control of viral replication. Clin Infect Dis 41 (online edition), 2005.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).