Los análisis de sangre pueden ser preferibles a las pruebas cutáneas estándar para diagnosticar tuberculosis latente

Keith Alcorn
Published: 26 April 2006

Dos análisis de sangre para diagnosticar infección por tuberculosis (TB) latente pueden cada uno producir menos falsos positivos que la prueba estándar cutánea de la tuberculina en pacientes que se presume que son negativos al VIH, según un estudio publicado en el número de esta semana de The Lancet. Sin embargo, advierten los autores, las dos pruebas pueden no generar resultados intercambiables y en la práctica clínica pueden arrojar resultados diferentes, lo que sugiere la necesidad de realizar más estudios en poblaciones en las que la TB es endémica.

La prueba de diagnóstico estándar de la tuberculosis latente (la centenaria prueba cutánea de la tuberculina) no es fiable, a menudo genera falsos negativos en grupos de alto riesgo como las personas con VIH y falsos positivos en otras, como las que han recibido la vacuna BCG (vacuna de bacilo de Calmette-Guérin). Hay dos análisis de sangre disponibles comercialmente que pueden ser más fiables, T-SPOT.TB y QuantiFERON-TB Gold.

Ambas pruebas emplean una tecnología tipo ELISA (similar al sistema utilizado para la prueba de anticuerpos del VIH) para detectar la reactividad inmunológica a la TB, pero no buscan la presencia de anticuerpos de la TB. En su lugar, detectan el interferón gamma producido por las células-T como respuesta específica al Mycobacterium tuberculosis.

El grupo de investigadores de la Universidad de Módena (Italia) comparó los dos nuevos análisis de sangre para detectar la presencia latente de TB con la prueba cutánea de tuberculina para ver cómo resultaban en la práctica clínica en Italia.

El estudio contó con 393 pacientes que se sospechaba tenían TB y compararon los resultados de las tres pruebas. El grupo de investigadores descubrió que:

**En general, se observaron niveles similares de concordancia entre las tres pruebas, pero hubo patrones diferentes de “fasos positivos” y “falsos negativos”.

**Los análisis de sangre arrojaron menos resultados positivos en personas que habían recibido la vacuna BCG.

**Los resultados indeterminados fueron significativamente más habituales con la prueba Quantiferon TB Gold (11%) que con T-Spot TB (3%, p<0,0001) y estuvieron relacionados con recibir un tratamiento inmunosupresor como la quimioterapia para el cáncer o un tratamiento de esteroides. Los resultados indeterminados con la prueba Quantiferon también fueron más habituales en niños menores de cinco años.

**La prueba T-Spot TB fue la única prueba que identificó correctamente a todas las personas con TB extrapulmonar.

El doctor Richeldi afirmó: "QuantiFERON-TB Gold y T-SPOT.TB mostraron una buena concordancia en el diagnóstico con la prueba cutánea, pero tienen una mayor especificidad. Así tanto en combinación como en sustitución de la prueba cutánea, podrían aumentar la sensibilidad de la prueba diagnóstica de la infección de TB latente”. Sin embargo, añadió un comentario: “Las pruebas de sangre se vieron afectadas por factores potencialmente relacionados con una menor función del sistema inmunológico celular”.

Referencia: Ferrara G et al. Use in routine clinical practice of two commercial blood tests for diagnosis of infection with Mycobacterium tuberculosis: a prospective study. The Lancet 367: 1328- 1334, 2006.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).