Back to contents

Uso de fármacos anti-VIH para prevenir la infección: PPE y PPrE

Si una persona se expone al VIH durante una relación sexual, existen numerosas clínicas de salud sexual y del VIH que pueden ofrecerle un ciclo corto de tratamiento con fármacos antirretrovirales para intentar prevenir la infección, si el riesgo es significativo. Esto se conoce como profilaxis post-exposición (PPE) y está disponible de forma cada vez más generalizada. Con todo, se considera que la PPE no tiene una eficacia del 100% y puede ocasionar efectos secundarios.

También se puede considerar el uso de la PPE en casos de violación y agresión sexual, cuando se crea que ha existido un riesgo de transmisión del VIH.

Es importante conseguir y tomar la PPE lo más rápidamente tras la posible exposición al virus, de manera ideal en las cuatro horas siguientes y, en cualquier caso, antes de las 72 horas.

Si estás tomando fármacos anti-VIH y mantienes una relación sexual sin protección con una persona seronegativa o cuyo estado serológico al VIH se desconoce (o también si se produce algún incidente con el preservativo durante el sexo), es posible que se te ocurra ofrecer parte de tus medicamentos antirretrovirales a dicha persona para intentar reducir el riesgo de que se infecte.

Sin embargo, no es una buena idea hacer eso. Algunos fármacos anti-VIH funcionan mejor que otros como PPE; además, un ciclo completo de esta profilaxis debería durar un mes. Por otro lado, podría ser arriesgado, ya que algunos medicamentos antirretrovirales, especialmente abacavir (Ziagen), nevirapina (Viramune) y etravirina (Intelence), pueden desencadenar una reacción alérgica o efectos secundarios graves que pueden resultar incluso mortales. También existe la posibilidad de que la persona a la que proporcionas tus fármacos anti-VIH ya tenga el virus y no lo sepa. En este caso, el hecho de que esa persona tome unas pocas dosis de tus medicamentos podría hacer que su VIH desarrolle resistencia a dichos fármacos, lo que limitaría sus futuras opciones de tratamiento.

La idea de que hayas podido exponer a alguien al riesgo de infección por VIH puede resultar angustiosa. Si crees que la PPE puede ser adecuada para esa persona, deberías animarla a que acuda a su clínica local de salud sexual lo antes posible. Si está cerrada, debería ir al servicio de urgencias de su hospital local y solicitar la PPE. El personal tendría que contactar con el médico especialista en VIH de guardia.

Se están realizando estudios para comprobar si el hecho de tomar un tratamiento antirretroviral antes de practicar relaciones sexuales de riesgo es capaz de evitar que una persona sin VIH adquiera el virus.

Este uso de los medicamentos anti-VIH se denomina profilaxis pre-exposición (PPrE). Aún no está claro si la PPrE resulta segura y eficaz y, en la actualidad, sólo se utiliza en ensayos clínicos. Al igual que en el caso de la PPE, es importante que no des tus fármacos anti-VIH a una pareja seronegativa.

Community Consensus Statement on Access to HIV Treatment and its Use for Prevention

Together, we can make it happen

We can end HIV soon if people have equal access to HIV drugs as treatment and as PrEP, and have free choice over whether to take them.

Launched today, the Community Consensus Statement is a basic set of principles aimed at making sure that happens.

The Community Consensus Statement is a joint initiative of AVAC, EATG, MSMGF, GNP+, HIV i-Base, the International HIV/AIDS Alliance, ITPC and NAM/aidsmap
close

This content was checked for accuracy at the time it was written. It may have been superseded by more recent developments. NAM recommends checking whether this is the most current information when making decisions that may affect your health.

NAM’s information is intended to support, rather than replace, consultation with a healthcare professional. Talk to your doctor or another member of your healthcare team for advice tailored to your situation.