Back to contents

Preservativos

Los preservativos masculinos y femeninos ofrecen una excelente protección frente al VIH y la mayoría de las otras infecciones de transmisión sexual, si bien, para ser eficaces, deben utilizarse de forma correcta:

  • La mayor parte de los preservativos masculinos están hechos de látex, una especie de goma. Algunas personas son alérgicas a esta sustancia; para ellas, los condones de poliuretano (un tipo de plástico) constituyen una alternativa segura. Los preservativos femeninos suelen fabricarse de poliuretano o nitrilo, aunque existe una versión más reciente hecha de látex.
  • Siempre que sea posible, procura elegir un preservativo con un marchamo oficial de calidad.
  • No utilices preservativos viejos o que hayan estado expuestos a la luz solar directa durante algún tiempo.
  • Usar el preservativo masculino de forma correcta:
  • Los condones vienen en un envoltorio de plástico o de papel metalizado. Al abrirlo, procura tener cuidado de no romperlo.
  • Deberías poner el preservativo cuando el pene está erecto, pero antes de realizar la penetración. Una vez que el pene está rígido, se pone el preservativo desenrollándolo a lo largo del falo, justo hasta abajo del todo.
  • Los preservativos pueden terminar en un pequeño depósito o tener un extremo liso. En cualquier caso, es importante dejar espacio suficiente para que el semen llene el extremo del condón. Asegúrate de que no quede aire en el preservativo al ponerlo, apretando el depósito o el extremo con el pulgar y el dedo índice mientras desenrollas el condón sobre el pene. Si dejas aire dentro del extremo del condón, se puede romper al eyacular.
  • El uso de un lubricante hace menos probable la rotura del preservativo y también puede aumentar la comodidad de la persona penetrada. El lubricante debe aplicarse en la parte exterior del condón y, en caso necesario, se puede volver a aplicar durante el sexo. Con los preservativos se debería utilizar un lubricante de base acuosa, ya que los derivados del petróleo (como el aceite para bebés, la gelatina de petróleo [Vaselina] o la loción corporal) pueden corroer los condones con mucha rapidez, lo que hace que sean más propensos a romperse.
  • Si el hombre pierde la erección, el condón puede deslizarse fuera y esta es la principal causa de fallo del preservativo. Se puede sujetar la base del preservativo para ayudar a mantenerlo en su posición.
  • Si el condón se resbala o se rompe, deberías retirarlo inmediatamente y usar uno nuevo.
  • Después de la eyaculación, procura retirar el pene pronto, antes de que pierda la erección. Deberías sujetar la base del preservativo al hacerlo.
  • Jamás reutilices los preservativos. Tampoco es aconsejable emplear dos a la vez, puesto que la fricción entre ellos puede hacer que se rompan.
  • Si mantienes unas relaciones sexuales con penetración durante mucho tiempo, aumenta el riesgo de rotura del preservativo. Lo más seguro es cambiarlo cada 30 minutos.
  • Los profesionales de la prevención del VIH solían recomendar el uso de condones extrafuertes para el sexo anal, pero estudios recientes han evidenciado que los preservativos de resistencia estándar también funcionan.

El preservativo femenino consiste en una pequeña bolsa de plástico que se inserta en la vagina antes del acto sexual. Tiene dos anillos flexibles: el situado en el extremo cerrado lo mantiene en su lugar dentro de la vagina, mientras que el que está en el extremo abierto debe permanecer fuera de la vagina durante el sexo. Las clínicas de salud sexual y del VIH ofrecen de forma gratuita condones femeninos, aunque no se encuentran disponibles de forma tan generalizada como los preservativos masculinos. Asimismo, se pueden comprar en una farmacia o en sitios web.

Algunas mujeres prefieren usar este preservativo porque así pueden tener el control tanto sobre la anticoncepción como de su propia protección -y la de su pareja- frente al VIH. Las mujeres pueden ponerse el preservativo femenino varias horas antes de practicar el sexo. Algunas personas también los prefieren por su delgadez y sensibilidad, que pueden mejorar las sensaciones durante el acto sexual.

Cómo utilizar un preservativo femenino de forma correcta:

  • Para insertarlo, la mujer debería procurar adoptar una posición cómoda. Puede situarse erguida con un pie en una silla, sentarse en el borde de un asiento o del baño, acostarse o ponerse de cuclillas.
  • Se deben apretar los lados del anillo interior del preservativo femenino (en el extremo cerrado del mismo) hasta juntarlos e insertarlo en la vagina como si fuera un tampón.
  • Se tiene que poner un dedo en el interior del condón femenino y empujar el anillo interno lo máximo que se pueda dentro de la vagina.
  • Después, se saca el dedo y se deja el anillo exterior sobresaliendo fuera de la vagina durante las relaciones sexuales.
  • La mujer puede usar la mano para guiar el pene de su pareja dentro del condón femenino (se debe tener cuidado de que no se deslice fuera, entre el preservativo y la pared vaginal).
  • El preservativo femenino es holgado y se moverá durante la relación sexual. No hay problema con ello, siempre y cuando el pene permanezca en su interior.
  • No es necesario sacar este condón inmediatamente después del sexo. Al quitarlo, se debe apretar y girar el anillo externo para mantener el semen en su interior. A continuación, se puede extraer con suavidad de la vagina.

No se deben tirar los preservativos usados por las tuberías, ya que pueden producirse atascos en el sistema de alcantarillado.

Las clínicas de salud sexual y del VIH proporcionan preservativos masculinos y femeninos de forma gratuita y, en algunas ciudades, también se pueden conseguir gratis en puntos de encuentro de ambiente gay.

Community Consensus Statement on Access to HIV Treatment and its Use for Prevention

Together, we can make it happen

We can end HIV soon if people have equal access to HIV drugs as treatment and as PrEP, and have free choice over whether to take them.

Launched today, the Community Consensus Statement is a basic set of principles aimed at making sure that happens.

The Community Consensus Statement is a joint initiative of AVAC, EATG, MSMGF, GNP+, HIV i-Base, the International HIV/AIDS Alliance, ITPC and NAM/aidsmap
close

This content was checked for accuracy at the time it was written. It may have been superseded by more recent developments. NAM recommends checking whether this is the most current information when making decisions that may affect your health.

NAM’s information is intended to support, rather than replace, consultation with a healthcare professional. Talk to your doctor or another member of your healthcare team for advice tailored to your situation.